viernes, 1 de agosto de 2008

Liv Ullman

Liv Ullman en Cara a cara

Algunos elementos biográficos (sintetizados a partir de Cine Nórdico, Wikipedia y Biografías y vidas)

Nació en Tokyo en 1938, donde se encontraba su familia, de nacionalidad noruega. En 1945, con l muertee de su padre, se establece en Noruega, en Trondheim, lejos de Oslo. A los 17 años (1955) viaja a Londres, para estudiar arte dramático en la Weber-Douglas School. Está allí menos de un año y luego en el teatro Rogaland de Stavanger, en Noruega.

Su primer papel importante fue el de Anna Franck, en el Teatro de Stavenger. Su interpretación le abrió las puertas del Teatro Nacional de Oslo donde interpretó obras de Bernard Shaw, Bertold Brecht y Shakespeare, a la vez que comenzó a rodar algunos filmes. Pero fue en 1966 cuando toma contacto, a través de su amiga Bibi Andersson, con Ingmar Bergman, quien modela para ella dos (Liv y Bibi), de gran parecido físico en ese momento, los papeles centrales (y casi los únicos) de Persona. Esta película representa el lanzamiento de Liv como actriz icónica de la obra bergmaniana y como actriz de reconocimiento internacional.

Trabajó con Bergman en, numéricamente, pocos títulos, sin embargo, de los más conocidos y muy significativos en su producción: Fue Elisabeth Vogler en Persona (1966),  Alma en Vargtimmen (La hora del lobo, 1968), Eva en Skammen (La vergüenza, 1968), Anna en En Passion (1969), María (y su madre en el recuerdo) en Viskningar och rop (gritos y susurros, 1972), Marianne en Scener ur ett äktenskap (Secretos de un matrimonio, 1973) y nuevamente el mismo personaje en Saraband (2003), la Dra. Jenny en Ansikte mot ansikte (Cara a cara... al desnudo, 1976), Manuela en The Serpent's Egg (El huevo de la serpiente, 1977) y Eva en Höstsonaten (Sonata de otoño, 1978).

En las dos últimas que mencioné compartió cartel con un actor (David Carradine) o una actriz (Ingrid Bergman) no bergmanianos, en todos los demás sus compañeros fueron siempre actores del ámbito de Bergman: Bibi Andersson, Max von Sidow, y sobre todo la inmortal pareja de Marianne y Johan, de las Scener ur ett äktenskap.

La única película donde tuvo que llevar sola el peso de la actuación fue Ansikte mot Ansikte donde interpreta magistralmente el mortal agotamiento del personaje, que deja al desnudo el desamor y el peso condicionante de los recuerdos.

Liv tiene además una extensa carrera como actriz cinematográfica, tanto en el cine nórdico como en el extranjero, y ha realizado también dirección cinematográfica, tanto en títulos con libro de Bergman (Enskilda samtal, en 1996 y Trolösa, en 2000), como otros.

En 2007 recibió en el festival de San Sebastián un premio al conjunto de su carrera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada